El método para tu marca personal

El método y el cuidado de los detalles suelen marca la diferencia. Un método adecuado para definir y gestionar tu marca personal es fundamental para tu carrera profesional, para tu desarrollo profesional. Tener un método apropiado implica definir tu marca personal, saber qué pasos dar y cómo, formarte en habilidades diferenciales y comunicar tu valor diferencial de manera eficaz y con moderación. Te servirá para conocerte realmente y poder desarrollar todo tu potencial, conseguir clientes, liderar equipos, mejorar tu posición en tu empresa, tu empleabilidad, reorientarte profesionalmente, etc.

 

Sorprende, por ello, que profesionales competentes presten tan poca atención y cuidado a su marca personal, en definitiva, a ellos mismos desde el punto de vista de su posicionamiento o percepción en el mercado. Recordemos que “la percepción es lo que nos hace o nos deshace en la vida profesional”, por injusto que sea. Por ese motivo hay que gestionarla y así evitar lo que ocurre en muchos casos: “somos profesionales competentes, pero no competitivos: no somos una referencia en nuestro mercado… y tampoco lo suficientemente rentables, a pesar de ser competentes”.

La marca personal, un ejercicio de toma de conciencia y mejora

Muchos profesionales asocian “marca personal” con la mera presencia en redes sociales. Es una asociación errónea: las acciones o táctica (presencia en redes sociales, disposición de una página web, impartición de charlas, escritura de artículos, asistencia a eventos, comidas con clientes potenciales, etc.) deben partir de un análisis, preparación y formación específicas para tu persona, para tu marca personal. Así podremos desarrollar con mayor probabilidad nuestro potencial y alcanzar nuestros objetivos.